lenceria para hombre

Lencería masculina

La ropa interior es un ingrediente más a la hora de prender la mecha del deseo. Una lencería sugerente, picante, con transparencias que insinúen y enseñen o puntillas que huelan a refinamiento y perversión pueden hacer tanto como unos buenos preliminares. Cuando pensamos en prendas íntimas y sexo, nos imaginamos sujetadores de escándalo y braguitas, tangas o culottes sensuales. Pero, ¿qué pasa con la ropa interior masculina? Llega la lencería íntima más exclusiva y, sí, es solo para ellos.

La lencería masculina

Normalmente los hombres no dedican una especial atención a lo que llevan bajo la ropa. Aplicando un razonamiento de lo más funcional, prefieren comodidad a vistosidad. Aunque Calvin Klein haya revolucionado el mundo de los bóxers masculinos y haya causado toda una fiebre por lucir el elástico a toda costa, las internadas de los hombres en cuestión de moda íntima no van mucho más allá. Hasta el momento.

lenceria masculina

Catálogo de lencería para hombres

Aunque en nuestro país no es todavía muy popular, este mercado no deja de crecer en los Estados Unidos, por ejemplo. Desde allí nos llega toda una gama de productos de lo más sugerente. Eso sí, no todos son aptos para tímidos. La lencería masculina requiere de seguridad y un espíritu desinhibido. El catálogo es muy amplio y comprende desde braguitas a culottes, pasando por tangas, capuchones para el pene, ligueros, medias de rejilla y todo tipo de artículos para fetichistas (faldas de vinilo y cuero, leotardos con ligueros de cuero, consoladores anales e incluso zapatos de tacón).

¿A quién va dirigida?

Teniendo en cuenta que los tabúes todavía pesan mucho en nuestra sociedad, es difícil encontrar fans declarados de esta nueva tendencia en ropa interior de hombre. Sin embargo, dicha lencería puede ser todo un aliciente en los juegos de rol sexuales que algunas parejas usan para alimentar la fantasía y el deseo. Por otra parte, es todo un filón para amantes del fetichismo y el sexo menos convencional, así como para los travestis, transexuales y homosexuales. ¿Te atreves a compartir liguero con tu chica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *