Impotencia sexual masculina

Impotencia sexual masculina: Causas y consejos para combatirla

En el pasado se llamaba impotencia, hoy en día disfunción eréctil, pero la esencia es la misma, la dificultad de lograr y mantener la erección.

La impotencia es uno de los principales problemas de la sexualidad masculina. Sin embargo, se puede superar con algunos pequeños trucos diarios y consejos naturales que deben estar acompañados en todo momento de la supervisión de un médico.

¿Qué es la impotencia sexual masculina?

En este artículo aprenderás de qué se trata, cuáles son las causas y algunos consejos para ayudarte a superarlo y a que tengas un vida sexual plena.

La impotencia masculina, o disfunción eréctil, es la incapacidad de obtener o conservar una erección suficiente como para mantener relaciones sexuales satisfactorias. Tener problemas de erección de vez en cuando no es necesariamente un motivo de preocupación, pero si se da con mucha frecuencia puede causar estrés, problemas en las relaciones de pareja o incluso afectar a la autoestima.

La excitación sexual masculina es un proceso complejo que involucra al cerebro, diferentes hormonas, emociones, nervios, músculos y vasos sanguíneos. Cuando hay disfunción eréctil puede que uno o varios de estos elementos no estén funcionando correctamente.

Algunas veces ocurre por una combinación de trastornos psicológicos y físicos. Por ejemplo un pequeño problema físico puede retardar la respuesta sexual y causar ansiedad, lo que dificulta la erección.

En esta página encontrarás más información sobre las causas de la impotencia y como poder solucionarlo. En la mayoría de los casos, la disfunción eréctil se debe a problemas de salud, tal y como verás a continuación:

Disfuncion erectil

Causas de la impotencia

  • Enfermedades del corazón.
  • Vasos sanguíneos obstruidos (aterosclerosis).
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Síndrome metabólico.
  • Testosterona baja.
  • Enfermedad de Peyronie con desarrollo de tejido cicatricial en el pene.
  • Algunas drogas.
  • Consumo de tabaco.
  • Alcoholismo y otras formas de abuso de sustancias.
  • Tratamientos para el cáncer de próstata.
  • Cirugía o lesión que afecte al área pélvica o a la médula espinal.
  • Esclerosis múltiple.

Como ves, las causas de la disfunción eréctil son múltiples, desde problemas fisiológicos y traumas, hasta enfermedades particulares,. Pero principalmente  está relacionada con la salud psicológica del individuo, como bloqueos y problemas en la relación.

Opciones para superar la disfunción eréctil

Estos problemas deben ser tratados por médicos específicos, como sexólogos y psicólogos capaces de ayudar al paciente a superarlo.  Afortunadamente hay una gran variedad de opciones para tratar la disfunción eréctil:

Los medicamentos orales

  • Sildenafil (Viagra)
  • Tadalafil (Cialis).
  • Vardenafil (Levitra).

Una bomba de pene

Este es un cilindro con cuenta con una bomba de mano o con pilas para funcionar. El cilindro se coloca sobre el pene y luego la bomba se utiliza para generar el vacío en el cilindro. Este vacío que se crea empuja la sangre hacia el pene y provoca la erección.

Las prótesis de pene

Este es un tratamiento quirúrgico.  Estas prótesis son inflables o maleables y están hechas con silicona o poliuretano.

Cirugía vascular

En casos excepcionales la disfunción eréctil puede ser causada por un vaso sanguíneo lesionado, por lo que se requiere cirugía.

Si la disfunción eréctil tiene que ver con el estrés, la ansiedad o la depresión, es recomendable que visites a un psicólogo. Incluso si la causa es física, ya que la impotencia puede crear estrés y tensión en la relación de pareja.

Ahora bien, cuando la impotencia es producto de un estilo de vida desequilibrado, hay que  hacer algunos cambios:

Consejos para combatir la impotencia

Caminar

Si caminas durante al menos dos kilómetros al día no solo perderás peso, sino que también mejorarás tu circulación cardiovascular. En consecuencia tendrás un mejor flujo de sangre en el pene que te ayudará a mantener una buena erección.

Entrena la región pélvica

Las mujeres hacen ejercicios de Kegel para mejorar el rendimiento sexual, y los hombres también pueden hacer gimnasia pélvica para fortalecer el músculo bulbocavernoso y promover así el flujo de sangre al pene.

Bebe zumo de sandía

Además de ser baja en calorías y muy rica en agua, ayuda a vencer la disfunción eréctil. Y es que la sandía contiene un aminoácido, la citrulina, que reacciona con las enzimas del cuerpo humano y se convierte en el sunnominata L-arginina, responsable de la dilatación venosa.

Asimismo, el estrés y los problemas de salud mental pueden causar o empeorar la situación.