Fantasias sexuales

Las fantasías sexuales más recurrentes

En este artículo analizamos las fantasías eróticas más recurrentes entre las mujeres y también entre los hombres.

Las fantasías sexuales más recurrentes entre las mujeres

Fantasias sexuales mujeres

La red está repleta de listas que hacen referencia a las fantasías eróticas más deseadas entre las mujeres. Al realizar una lista de esta clase es inevitable generalizar. Cada persona tiene unos gustos y lo que a una chica excita a otra la puede dejar indiferente. Por ello, no es recomendable fiarse al 100% de esta clase de recopilaciones. Es como un compendio de grandes éxitos musicales de una década. Seguro que aparece alguna canción que nos gusta, pero es muy probable que nuestra preferida no esté.  No obstante, podemos citar algunas de las fantasías ‘más exitosas’. Eso sí, sin ningún orden de preferencia: Menage à trois. Este término tan popular se refiere, como sabemos, al trío. Puede ser también entre miembros del mismo sexo. Generalmente la mujer prefiere dos hombres, lo que aumenta las posibilidades de la relación sexual. Requiere bastante desinhibición por parte de los participantes o mucha confianza. Si se une una cuarta persona ya pasa a ser orgía ¿no? Sexo en lugar público. En este caso se trata de una fantasía también común en los hombres. El riesgo de ser ‘pillados’ aumenta la excitación. En la práctica puede dar lugar a situaciones no muy agradables. Sexo con un desconocido. ¿Quién no ha fantaseado con su compañero de asiento en autobús o el metro? Se trata, sin duda, de uno de los deseos más habituales entre las chicas. Exhibicionismo. Aunque el personaje masculino vestido con gabardina y algo descerebrado se ha convertido en un icono, la mujer puede disfrutar sintiéndose observada y, sobre todo, deseada. Exhibir el cuerpo ante la pareja o ante un amante es una de las fantasías más realizables. Sexo con un ex novio. Las relaciones sentimentales van y vienen, pero muchos recuerdos permanecen. Idealizar y revivir un encuentro sexual con una antigua pareja puede llegar a ser muy excitante. Peligroso, pero excitante. Simular una violación. Es un tema muy controvertido. Si las dos personas están de acuerdo, se pueden convertir en actores por unos minutos y fingir un salvaje encuentro sexual. La dominación por parte del amante masculino, siempre con el máximo respeto, puede ser muy estimulante.

Las fantasías sexuales más recurrentes entre los hombres

Fantasias sexuales hombres

Y después de ver las fantasías sexuales más recurrentes entre las mujeres, vamos a ver cuales son las de los hombres. El sexo está lleno de tópicos difícilmente evitables. A pesar de que la naturalidad va tomando protagonismo a la hora de hablar de erotismo y relaciones sexuales, muchos clichés siguen presentes, incluso en las sociedades más desarrolladas. Siempre se ha interpretado que el hombre fantasea más que la mujer. O dicho de otro modo, que no para de pensar en sexo. ¿Son los hombres tan predecibles? Mientras pensamos una respuesta, os dejamos una selección de las fantasías  sexuales masculinas más recurrentes:  Trío. Cada vez más puesta en práctica, los hombres fantasean con tener dos mujeres a su disposición. No obstante, el trío puede llevarse a cabo entre dos hombres y una mujer, aunque no sea tan popular. En la práctica requiere de cierta organización, como rezaba el famoso chiste… Roles. El hombre puede disfrutar mucho con un cambio de papeles en la relación sexual. Maestro y profesora, ejecutiva agresiva y empleado, enfermera y paciente… Se trata de pasar un buen rato incluyendo cambios en el escenario sexual que impidan caer en la rutina. Dominación. Tradicionalmente siempre se ha considerado que el hombre aspira a dominar la parcela sexual. Si la pareja está dispuesta se pueden generar situaciones muy excitantes. Pero la psicología sexual es compleja y muchos hombres también disfrutan siendo dominados. La amiga de la novia – la novia del amigo. Se trata de una fantasía habitual. Llevarla a cabo puede ser muy estimulante pero garantiza problemas, de mayor o menor envergadura, además de un inevitable conflicto moral… en la mayor parte de los casos.  Mujeres mayores, mujeres jóvenes. Dependiendo de numerosos factores, el hombre fantasea con tener sexo con mujeres de diferente edad. Por un lado, puede excitarse al pensar en una mujer mayor a la que se le supone mucha experiencia sexual. Por el contrario, las chicas jóvenes también despiertan fuertes deseos. Voyeurismo. El hombre disfruta viendo ser visto. Llevado aún más lejos, puede llegar a excitarse viendo como su pareja tiene sexo con otro hombre.

¡Descubre mucho más aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *