bolas tailandesas

Bolas tailandesas: ¿Cómo utilizar las Bolas Anales?

Las bolas anales, también conocidas como Bolas Tailandesas, son una serie de cuentas o bolitas atadas a una cuerda o conectadas por una tira de goma o silicona, diseñadas especialmente para la penetración anal.

Algunas poseen las bolas más pequeñas en un extremo y van creciendo gradualmente a medida que se acercan a la manija, otras tienen el mismo tamaño de principio a fin.

Por lo general, en el extremo del mango poseen un aro grande para facilitar su extracción y para evitar que las bolas se deslicen en el interior del recto. En ésta publicación encontrarás información básica y útil para el uso de las bolas anales.

bolas anales

Información básica:

  • Evita las bolas que utilizan cuerdas de Nylon. Algunas bolas anales se componen de una serie de pelotas de plástico duro que se anudan en una cuerda de Nylon, son de baja calidad y poco recomendables; es muy difícil de limpiar completamente, lo que significa que tendrás que usar un condon sobre las bolas, además los nudos en la cadena pueden ser incómodos.  Hay una gran gama de bolas anales de bajo costo de goma maciza que son mucho más fáciles de limpiar, duran más y son mucho más cómodas de usar.
  • Necesitas lubricante. Siempre hay que usar un lubricante personal con las bolas anales. Los lubricantes a base de agua son una buena opción para todo el mundo.  Si tus bolas anales son de silicona no puedes utilizar lubricante a base de silicona.  Pon una cantidad abundante de lubricante en tus bolas (asegurate de poner lubricante en toda la tira, no solo al principio). Con tus dedos puedes poner un poco de lubricante también por fuera y dentro del ano. Los lubricantes más espesos son más fáciles de utilizar con las bolas anales ya que no gotean tanto como los otros. Es muy probable que tengas que volver a poner lubricante nuevamente en algún momento del juego anal.
  • Preservativos y bolas anales. Utilizar condones con las perlas anales es una manera de mantenerlas limpias, que duren más y reducir el riesgo de transmitir alguna infección.  Si eres el único que utilizará las bolas anales, el condón no es necesario.  Si las compartes, tienes que utilizarlas con un condón cada vez que juegues con ellas.
  • Inspecciona el producto. Antes de utilizarlas la primera vez, sacalas del envoltorio, lavalas bien y miralas por todos lados, busca cualquier costura, grieta o borde filoso.  Busca cualquier defecto que pueda ser perjudicial para ti.
  • La primera vez, utilizalas a solas. Aunque esté pensando en jugar con ellas en pareja, es mejor que la primera vez las pruebes a solas, así puedes concentrarte en cómo se sienten, que te gusta o no, sin ninguna distracción, asegurate de que tienes el tiempo y la privacidad suficiente  antes de comenzar.
  • Calienta el ambiente primero. Antes de intentar utilizar las bolas anales, excitate primero como lo harías normalmente. Si te sientes incómodo o distraído ésto puede hacer más difícil la penetración, por lo que estar relajado y excitado puede hacer que tu primera vez con las bolas anales sea mucho más suave y agradable.
  • Cómo funcionan. Insertar las bolas anales no produce ningún placer intenso y tenerlas dentro de ti no se siente ni bien ni mal. La premisa básica de las bolas anales es que a medida que las sacas pasan por los dos anillos de músculos del esfínter y es ahí cuando se crean las sensaciones de placer.  Se puede considerar como el masaje de cualquier otro músculo, aunque éstos son músculos que no reciben masajes a menudo, igual que los masajes, algunas personas disfrutarán con esta sensación y otras no les gustará nada.
  • Comienza despacio. Una vez que estás relajado y has puesto el lubricante, poco a poco comienza a introducirlas una a una.  Sientelas y si te provocan algún dolor, coloca más lubricante o detente.  Una vez que están completamente adentro, puedes optar por hacer otras cosas y estimularte de otras maneras. Cuando estés listo comienza a tirar despacio de las bolas hacia afuera, luego puede que quieras hacer ésto más rápido pero la primera vez es recomendable hacerlo despacio y bien.  Nota la sensación placentera de cada bola pasando por los músculos de tu ano.
  • El momento de usarlas. En una gran cantidad de literatura y cine porno se habla de que las bolas salgan en el momento del orgasmo y que ésto será una gran experiencia orgásmica, puedes probar a hacerlo pero no es necesario, a muchas personas les gusta usar las bolas en diferentes momentos del juego sexual, pueden ser divertidas y una forma original de disfrutar con el juego anal.
  • Utilizarlas en pareja. Jugar con las bolas anales en pareja puede ser una experiencia emocionante. Pone un punto excitante en la relación y alarga el juego previo pero debido a que los tejidos del ano y el recto son más fáciles de romper implica un poco de riesgo y la buena comunicación en la pareja es imprescindible en el juego anal incluyendo las bolas anales. Si no puedes decirle a tu pareja qué hacer, cómo hacerlo, cuándo parar o reducir la velocidad, no debes dejar que utilice las bolas anales contigo.

Bolas anales tailandesas

Consejos:

No te dejes engañar por el porno. Es normal que los actores pornos participen en una amplia gama de actividades sexuales peligrosas. La forma en que los juguetes eróticos, incluyendo las bolas anales, se utilizan en las películas porno no es recomendable generalmente.  A veces lo hacen despacio y sin problemas, pero la manera en que la película es editada lo hace parecer que sea algo rápido y que toda la acción transcurre en unos pocos minutos. El tamaño de los juguetes sexuales en el porno también puede ser engañoso. Si eres nuevo en el juego anal, asegurate de comenzar con poco y no te preocupes por si lo que estás haciendo no es como en las películas.

Juegos anales seguros para mujeres. Las mujeres tienen que tener especial cuidado para evitar el paso de material o líquidos del ano y el recto a la vagina.  Las bacterias que viven felizmente en el ano pueden causar estragos en la vagina.  Debido a que los orificios están relativamente muy juntos deben utilizar (tanto tu como tu pareja) condones o guantes, según el caso y quitarselos para la penetración vaginal o cualquier tipo de juego en la zona vaginal.

Si te ha gustado no olvides añadir tu comentario y compartirlo en las redes sociales. Tenemos muchos más post sobre juguetes sexuales y sexualidad en nuestro blog especializado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *