Regalar un vibrador

¿Por qué regalar un vibrador a una mujer es buena idea?

Los juguetes sexuales se han vuelto muy populares entre las mujeres, y aunque muchas aún no se atreven a comprar uno, sienten curiosidad al respecto y quizás lo deseen en secreto. En este sentido, es bueno saber por qué regalar un vibrador a una mujer es una buena idea.

La evolución de la mujer a nivel social ha sido bastante notoria a través de los años, especialmente en el plano sexual, ya que anteriormente, aquellas que practicaban el sexo sin muchas inhibiciones o sin estar casadas, eran juzgadas y menospreciadas.

Afortunadamente, hoy en día se ha aceptado que las mujeres tienen el mismo derecho y las mismas necesidades que los hombres, de practicar y disfrutar del sexo como les plazca y no solo con fines reproductivos. Y en esta etapa, los juguetes eróticos han desempeñado un papel fundamental, pues les ha permitido a las mujeres deleitarse con increíbles orgasmos sin importar que estén solteras o en pareja. Por tal razón, hablaremos sobre porqué regalar un vibrador a una mujer es una buena idea.

Ayudan a descubrir las zonas de placer

En el mercado hay una extensa variedad de juguetes eróticos vibradores, sin embargo, los vibradores conejito rampante son de los más elegidos, llegando a convertirse en la imagen de la masturbación en las mujeres. Esto se debe a que, con su peculiar y moderno diseño, permiten estimular dos de las zonas más placenteras de los genitales femeninos, tales como el punto G (con la parte larga que se introduce en la vagina) y el clítoris, con las orejitas de conejo.

De este modo, con el vibrador se tiene la oportunidad de conocer bien el cuerpo, pues con las diferentes velocidades que éste trae, es posible descubrir el ritmo y el tiempo que se requiere para llegar al clímax. Por lo tanto, se puede decir que este novedoso aparato es perfecto tanto para principiantes, así como para las mujeres más experimentadas que deseen disfrutar de buenos orgasmos.

Se pueden llevar a todas partes

Existen modelos de vibradores que cuentan con un diseño bastante discreto y diminuto, haciéndolos ideales para llevar a todas partes sin llamar la atención. El ejemplo perfecto de esto son las balas vibradoras, las cuales deben su nombre a su peculiar forma de proyectil y no miden menos de 10 cm, por lo que se pueden llevar en la cartera, bolso, maleta, neceser, e incluso en el bolsillo, y nadie lo notará. Lo que hace increíble a este pequeño juguete, es que en diferencia a su tamaño, tiene una gran potencia que puede ser regulada, bien sea de forma manual, con control remoto o por vía Bluetooth.

Asimismo, sus usos son variados, debido a que además de estimular el clítoris, se puede jugar con las diversas intensidades y tocar otras zonas sensibles del cuerpo, tales como los pezones, las orejas, el perineo y los testículos. En este sentido, se puede observar que las balitas vibradoras, no solo se pueden usar por las mujeres, sino que también los hombres pueden gozar con ellas.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que este juguete no se debe introducir en el ano, debido a que se puede desplazar fácilmente hacia el interior y generar un inconveniente indeseable, doloroso y vergonzoso.  

Se pueden comprar vía online

Finalmente, la otra razón que hace de los vibradores un excelente regalo para las mujeres, es que es posible comprarlos fácilmente a través de un sex shop. De este modo, se pueden evaluar con calma y con detalle todas las opciones que disponen, ya que su stock suele ser más variado en comparación con una tienda física.

De igual manera, el proceso de compra y envío es bastante seguro y discreto, pues la tienda generalmente embala sus productos en cajas sin identificación y la hacen llegar sin demoras a la dirección que indique el cliente, por lo que nadie sabrá de qué se trata, evitando así la vergüenza que sienten muchos al comprar este tipo de productos.