Dama de compañía

Ventajas que tiene contratar una dama de compañía de alto standing

A muchos les gusta estar rodeados de lujo, elegancia y refinamiento, y si todo este ambiente se comparte con una buena compañía, la experiencia se eleva a un nivel de satisfacción incalculable. Por tal razón, es bueno conocer las ventajas que tiene contratar una dama de compañía de alto standing.

Las damas de compañía son la versión refinada de las prostitutas, por lo que el servicio que éstas ofrecen va mucho más allá de solo sexo. Sin embargo, lo que pocos saben, es que en el mundo de las escorts también hay categorías, con las que se pueden obtener diferentes anécdotas, siendo las chicas de alto standing las que se consideran de nivel superior, algo muy similar a un VIP. En vista de ello, hablaremos sobre las ventajas que tiene contratar una dama de compañía de alto standing.

No se trata de solo sexo

La principal ventaja que se tiene al contratar a una dama de compañía de lujo, es que sus servicios no se limitan solo a una sesión de sexo. Esto se debe a que las chicas alto standing en Madrid se caracterizan por preferir un tipo de entrega mutua, ya que son mujeres que les encanta disfrutar de las prácticas sexuales pero también de todo el proceso antecesor, como una buena cita y el cortejo.

De este modo, su objetivo es hacer que sus clientes experimenten una de las mejores experiencias, con momentos inolvidables, lo cual logran haciéndolos  sentir cómodos, mediante su personalidad natural y espontánea. Asimismo, se tratan de damas que tienen un nivel educativo y sociocultural alto, debido a que ejercen el trabajo de escorts, en paralelo a sus estudios o profesiones.

Dama de alto standing

Por lo que con una chica de alto standing se puede tener una auténtica “girlfriend experience”, con una cita bastante agradable, mediante conversaciones inteligentes y fluidas, derrochando sensualidad y lujuria, pero siempre conservando la sencillez, humildad, y sobre todo la ética y la confidencialidad, dos aspectos fundamentales en este ámbito.

La contratación es confidencial

A diferencia de las prostitutas que se encuentran en la calle de forma ilegal o en burdeles de mal aspecto, donde se corre el riesgo de ser visto, una dama de compañía se contrata a través de una agencia de escorts de lujo en Madrid, quienes llevan a cabo el proceso mediante un portal web. En este sentido, el cliente hallará el catalogo de chicas disponibles, teniendo la oportunidad no solo de ver cómo son físicamente en fotos 100% reales, sino de establecer un contacto previo con ellas.

Al hacer clic sobre la imagen de la chica seleccionada, emergerá una ventana que mostrará con detalle las características de cada escort, tales como medidas, color de ojos y cabello, personalidad, etcétera. Asimismo, se especifican sus especialidades y las prácticas que están dispuestas a realizar, como por ejemplo besos, francés natural, masajes eróticos, lesbianismo, entre otros.

Así, el cliente solo deberá elegir a la chica de sus fantasías y ponerse en contacto con la agencia, vía e-mail o teléfono, lo cual garantizará la privacidad y confidencialidad de la contratación.

Será como tener una novia

La experiencia de contratar escorts de alto standing es bastante similar a tener una novia, ya que como mencionamos antes, el comportamiento y el servicio de estas damas de compañía no se limita solo a tener sexo, pues son mujeres que al tener otras ocupaciones, trabajan de escorts también por el placer.

Por tal razón, es importante saber que el comportamiento y la forma en que se trate a la escort deberá ser lo más parecido a tener una pareja, en el sentido del respeto y la educación, principalmente.

De este modo, en la cita con la escort se deberán respetar las siguientes pautas:

  • Deben ser tratadas como las damas que son, y ofrecer la atención y el mimo que ellas igualmente darán.
  • Ser puntual será primordial, debido a que hay que recordar que ellas se dedican a otras cosas también.
  • Cuidar la higiene y pulcritud, ya que a ninguna chica le gusta un hombre sin asear.

Finalmente, no hace falta recalcar todo lo que implica por sí sola la palabra “lujo”, siendo esto todo lo que se disfrutará al contratar una chica de alto standing.