Categorías

Copas menstruales

Copas menstruales

Debido a la escasez de publicidad las copas menstruales son poco conocidas, a pesar de que poco a poco aumenta su clientela.

Las copas menstruales son lo que su propio nombre indica: una copa de silicona o látex que se introduce en la vagina en los días de menstruación.

A diferencia de los tampones o compresas, las copas menstruales no absorben, sino que bloquean el flujo menstrual para su posterior expulsión.

Existen de dos tipos: la que tiene la propia forma de copa y es de látex o silicona, y la que tiene forma de diafragma y es de polietileno.

Si os soy sincera yo todavía no la he probado, pero como fiel creyente de mis ideales me he puesto a leer sobre ellas antes de lanzarme.

Las ventajas que la copa tiene frente a otros productos de higiene íntima son que, al parecer, es fácil de poner, es hipoalergénica, cómoda, ecológica y evita los escapes.

Fácil de poner

¿Más fácil que un tampón o una compresa? No. Simplemente no es más complicado, pero los tres se ponen fácilmente.

Hipoalergénica

Esto es una ventaja muy grande para las chicas que no toleran los tampones o las compresas por alguna razón como puede ser que les irrite la piel o simplemente les dé alergia ponérselos, las copas son totalmente antialérgicas gracias a su composición. Pero por supuesto si le tienes alergia al látex, coge la que es de silicona.

Cómoda

Quienes las han probado insisten en que son más cómodas que los tampones. Como os dije antes, aún no os puedo decir si yo noto la diferencia, pero está claro que en lo que a comodidad se refiere los tampones se adaptan por completo a mi estilo de vida.

Insisten que gracias a que las copas menstruales no tienen cordón, no molestan. Bien, yo el cordón de los tampones lo corto antes de ponérmelos, por lo que en ningún caso tendría los supuestos problemas que mencionaban esas mujeres. Pero es cierto que si no eres capaz de quitarte el tampón sin el cordón la copa es una buena opción para ti.

Además, se pueden llevar hasta 12 horas, cosa que no podemos hacer con los tampones, ya que no se pueden tener más de 8 horas seguidas.

Las de polietileno, por su suavidad y flexibilidad, pueden dejarse puestas durante las relaciones sexuales, pero no es un anticonceptivo ni debe usarse como tal.

Ecológica

Esto es indiscutible. Las copas, al ser reutilizables, son completamente ecológicas. Además con el mantenimiento adecuado una sola copa te puede durar hasta 10 años. 10 años sin volver a comprar tampones, ni compresas ni más copas, sin duda supone un gran ahorro.

Evita los escapes

Gracias a su diseño los bordes de la copa se acoplan muy bien a  las paredes vaginales, creando un efecto ventosa que evita que el flujo se escurra como pasa a veces en las compresas o con los tampones.

Expuestas todas sus ventajas, ahora queda debatir sus inconvenientes.

A diferencia de los tampones y las copas de polietileno, las copas menstruales de látex y silicona no se introducen tanto, sino que se colocan en la parte baja de la vagina. Esto puede verse como una ventaja, ciertamente, pero aseguraos de que quede bien ‘encajada’ porque sino será muy incómoda e incluso puede hacer que manches. Aseguran que después de su 5º o 6º uso ya te habrás acostumbrado y te será más fácil colocártela.

Yo lo de la higiene lo sigo viendo como el mayor punto negativo del asunto, será porque soy muy escrupulosa con ese tema.

Las copas menstruales se quitan y se ponen introduciendo los dedos en la vagina para agarrar el tubito de la copa y tirar de él, y en caso de la de polietileno se quita metiendo un dedo dentro de la propia copa y tirando. Acordaos de lavaros muy bien las amnos antes de hacer esto. Si tienes mucho flujo, al agarrar la copa se puede desbordar y llenarte completamente de sangre. Asegúrate de que tienes cerca un lavabo para poder limpiarte y limpiar la copa, esto es muy importante, en ningún caso te la vuelvas a poner sucia (en casos de emergencia puedes limpiarla con una toallita húmeda o papel higiénico). Y después de cada periodo se deben esterilizar hirviéndolas en agua o con algún producto específico para ello, de lo contrario se teñirán de un color amarillento muy desagradable y podrían quedar restos de suciedad.

Como sé que hay muchas chicas interesadas, quería que tuvieseis toda la información posible. Las tenemos en nuestro sex shop así que no tenéis excusa para no animaros a probarlas porque, la verdad, es un ahorro significativo y si los ‘pros’ compensan los ‘contras’: ¡adelante!

Carrito: 0 producto Productos vacío    

Ningún producto

¡Envío gratuito! Transporte
0,00 € Total

Confirmar