Preservativos femeninos

Preservativos femeninos

El preservativo femenino, condón femenino o condón vaginal, es un método anticonceptivo de barrera que, además de evitar embarazos no deseados, protege contra enfermedades de transmisión sexual (ETS) e infecciones (ITS) ya que impide el contacto de unos genitales con otros y con el semen.

El condón femenino consiste en una delgada funda de poliu...

El preservativo femenino, condón femenino o condón vaginal, es un método anticonceptivo de barrera que, además de evitar embarazos no deseados, protege contra enfermedades de transmisión sexual (ETS) e infecciones (ITS) ya que impide el contacto de unos genitales con otros y con el semen.

El condón femenino consiste en una delgada funda de poliuretano con un aro en cada extremo que se coloca dentro de la vagina dejando fuera una parte de él que cubre los labios vaginales. El CF viene ya pre lubricado pero no contiene espermicidas. Consta de dos aros, uno interior cerrado que permite su colocación sencilla dentro de la vagina, y otro exterior abierto un poco más grande y más flexible para cubrir los labios y el clítoris, impidiendo además que el condón se introduzca demasiado dentro y se descoloque.

A diferencia del condón masculino, esta fina funda no se ajusta por tensión, sino que se adhiere a las paredes de la vagina cómodamente por su temperatura y su humedad, de manera que su presencia casi no se percibe.

Su efectividad se calcula entre el 88% y el 98% si se utiliza correctamente.

Los preservativos femeninos son más resistentes que los preservativos masculinos, ya sea frente a roturas, condiciones externas desfavorables o condiciones físicas. Además, los condones femeninos suelen ser más cómodos de usar que los condones masculinos.

Las medidas del condón femenino difieren en las del masculino, miden 160 milímetros de largo, 56 milímetros en el exterior y 44 milímetros en su interior.

El preservativo femenino se coloca de manera similar a la de otros anticonceptivos vaginales femeninos como el anillo o el diafragma. El preservativo femenino puede colocarse antes de tener relaciones sexuales, no hace falta esperar a que el pene esté erecto.

La primera vez puede ser un poco difícil ponerse un condón femenino, debes tener siempre cuidado de no dañarlo con uñas o anillos. Adopta una postura cómoda y coge el CF por el extremo del anillo cerrado, apriétalo para darle forma estrecha e introdúcelo despacio en la vagina. Cuando esté en la entrada de la vagina, suéltalo. Mete el dedo por dentro del mismo y empuja el anillo interior hasta pasar por el hueso pélvico.

Quitar el condón femenino es igual de sencillo: dale unas vueltas al anillo exterior de manera que se enrosque para evitar fugas y tira despacio de él hasta que salga. Como el condón femenino es de un solo uso, deberás desecharlo. Tíralo a la papelera, NUNCA al inodoro.

Recuerda también que el preservativo femenino NO puede usarse junto con un preservativo masculino porque la fricción entre ambos rompe su material y los hace inservibles.

Seguir leyendo

Preservativos femeninos Hay 1 producto

Mostrando 1 - 1 de 1 item
Carrito: 0 producto Productos vacío    

Ningún producto

¡Envío gratuito! Transporte
0,00 € Total

Confirmar